27887 visitasAniversario de la Iglesia

Han pasado los años, lentos,inexorables.
Los pioneros al cielo, casi todos marcharon.
Había risa en sus labios y un !Gloria Dios amado!
Al ver la iglesia firme marchando cual soldado.

Entre guerra, dolor y rumor de tiempos malos
la iglesia guarda alerta su voz y su llamado.
Es el manantial de aguas refrescantes
donde hay pan y vida para el caminante.

Un gobierno firme, marcha a la vanguardia,
Cuidando con celo a la novia amada
que en visión divina y voz de profeta
van guiando la iglesia a la eterna meta.

Han llorado, a veces, otras han reido,
cuando la cizaña se mezcló con el trigo,
Pero el gran dador que dio la semilla,
separará el trigo en grandes garavillas.

La iglesia va al frente segura marchando
no importa si el león ruge a nuestro lado.
La meta es el cielo y hacia allá nos vamos,
mira solo a Cristo....Valiente soldado.



Fuente: Lista de Poesía Cristiana

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión
2004-02-10 21:05:54
Marisol Esquilin
10
Que bello este poema!! Me inspiró mucho al leerlo, sobre todo cuando pude casi sentir lo que la Sra. Albó sintió, cuando componía éste Poema tan especial. Tiene que haber dedicado muchas horas,para poder haver creado palabras tan lindas y alientadoras... Especialmente hoy en dia, cuando todos estamos tan necesitados de palabras llenas de Amor y Sabiduria. Conosco personalmente a la Sra. Albo y he leido todos sus libros y poemas. Siempre han sido de mucha inspiración para mi, pues cuando leo sus poemas,siento que vivo lo que ella vive al escribirlo. Ella vuelve al pasado y revive esos viejos momentos, del ayer.. Cuando todo éra tan sencillo e inocente. Se hablabán palabas más tiernas y dulces, palabras que quedarón en nuestras mentes para siempre. Sueños inolvidables de aquella gente tan humilde y tan docil. Aunque humildes, erán gente llenas de mucha sabiduría, por que ellos siempre respiraban llervas frescas y el sol era su guia durante el dia. La luna era su aliento en la oscuridad de la noche, era como Dios diciéndoles, (No temas! Duerme y descansa que yo estaré velando por ti. Y en la mañana el ruir del rio y el cantar de los gallos era su dulce despertar! Que tiempos aquellos... Nunca volverán. Solo en nuestros recuerdos, tentremos que volar al ayer, para poder recordar. Gracias, Gloria Vidal De Albó, por tus poemas tan lindos. Sigue adelante que aunque tu nunca te enteres, hay alguien a quien tus poemas toca y llena de aliento. Adelante, y que Dios siempre esté con tigo!!! Tu Sobrina, Marisol Vidal Te Quiero Mucho...