5660 visitasCómo pedir un favor

"... más bien te ruego por amor..."

Filipenses 4:17

"No es que busque dádivas, sino que busco fruto que abunda en vuestra cuenta"

Desde nuestra humana omnipotencia, pocas cosas producen en nosotros tanto malestar y ansiedad como tener que pedir un favor. Pedir un favor es ponernos en manos del otro, es exponernos al rechazo, a la negativa y a la crítica. Se necesita humildad para reconocer una carencia, una necesidad, y Pablo se humilla.

Pero además de humildad se necesita gracia cuando tendemos la mano para que alguien nos ayude. En ningún momento Pablo pone a Filemón en la obligación de conceder lo que pide. No exige, no arranca, sino que concede aquel espacio de libertad que necesita una mano para abrirse voluntariamente ante una necesidad. Gentil y afectuosamente le dice: “Filemón, recibiste tanto de mí, déjame ahora recibir algo de ti”.

Tal vez hoy tengamos que bajar de nuestro pedestal para pedir un favor, alzar nuestra mano hacia el que nos puede ayudar. Hagámoslo en esta hora.

Oración:
"Señor, danos humildad para pedir ayuda y gracia para no poner en aprietos al que nos ayuda".

Fuente: Eirene Argentina
Temas: Pedir116|Graci

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión
2007-12-28 00:02:34
Olga Cárdenas de Flores
10
Recién acabo de comprender la expresión ¡más vale dar que recibir! y se necesita la Gracia del Señor en uno u otro lado. Que grato es sentir cuando el Señor nos utiliza para ayudar a quien lo necesita e igualmente cuando Él nos guía para pedir un favor a la persona indicada. Dios les siga bendiciendo. ¡Shalom!