13091 visitasEl llamado viene de Dios

TEXTO: Juan 6:60-69

INTRODUCCION

Una de las primeras actividades del Señor Jesús en su ministerio en la tierra fue llamar a hombres a venir en pos de él “VENID EN POS DE MÍ, Y OS HARE PESCADORES DE HOMBRE”

Jesús llama a sus discípulos para que se preparen como obreros espirituales, capaces de continuar lo que él había comenzado. La conservación, los resultados y el crecimiento del cristianismo dependen siempre de que se consigan hombres y mujeres preparados para llevarlo adelante

I.- TODOS TENEMOS LAS MISMAS OPORTUNIDADES DE SER LLAMADOS

Jesús quiere que todos lleguemos a ser sus discípulos a fin de ir por el mundo y predicar la palabra de salvación.
La clave es saber escuchar, poner en práctica y aceptar.
La disciplina no es un trabajo exclusivo.

Hablando a sus discípulos Jesús les dijo “SI ALGUNO QUIERE VENIR EN POS DE MÍ, NIÉGUESE A SÍ MISMO , TOME SU CRUZ Y SÍGAME”

II. EL LLAMAMIENTO DE DIOS IMPLICA RENUNCIAR A LAS COSAS DEL MUNDO

NIÉGATE A TI MISMO

Estamos acostumbrados al egoísmo, trabajar por nuestros triunfos personales. Estamos acostumbrados a conseguir nuestro placer y para satisfacer nuestras ambiciones nos volvemos egocéntricos cuando nos complacemos a nosotros y no complacemos a Dios.

Para negarnos a nosotros mismos, tenemos que vivir para Jesús, vivir en Jesús, y vivir con Jesús. Esto implica renunciar a todos los triunfos personales de nuestras vidas para poder dejar que Cristo reine en nosotros. Somos llamados a renunciar a todas las cosas de este mundo para poder poseer a Dios.

“CUALQUIERA DE VOSOTROS QUE NO RENUNCIE A TODO LO QUE POSEE, NO PUEDE SER MI DISCIPULO” (Lucas 14:33)

“RENUNCIANDO A LA IMPIEDAD Y A LOS DESEOS MUNDANOS, VIVAMOS EN ESTE SIGLO SOBRIA, JUSTA Y PIADOSAMENTE” (Tito 2:12)

1. Tenemos que renunciar al mundo y estar contentos con lo que Dios nos ha dado.
“BUSCAR PRIMERO EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA Y TODO LO DEMAS VENDRA POR AÑADIDURA”

2. Tenemos que vencer la carne
“PERO LOS QUE SON DE CRISTO HAN CRUCIFICANDO LA CARNE CON SUS PASIONES Y DESEOS” (Gálatas 5:24)

3. Tenemos que vencer el demonio quien nos provoca al orgullo, al egoísmo, ir al pecado en general Esto lo haremos por medio de una vida de oración, consagración y de comunión con Dios.
“EL QUE VENCIERE HEREDARA TODAS LAS COSAS, Y YO SERE SU DIOS Y EL SERA MI HIJO” (Apocalipsis 21:7)

TOMA TU CRUZ

El sufrimiento es parte del entrenamiento que tenemos que hacer para volvernos obedientes, para ser purificados y para aceptar la voluntad de Dios.

Jesús nos ha pedido que carguemos nuestra cruz, que aceptemos nuestros sufrimientos. La cruz no es un castigo, es un regalo que Dios nos hace para ser santos, un precio que debemos pagar para que podamos recibir nuestra recompensa y "el trono de nuestro rey".

SÍGUEME

Cuando seguimos al Señor, tenemos que imitar su vida de amor y caridad, tenemos que amar a Dios por sobre todas las cosas y a nuestro prójimo, tenemos que estar preparados a compartir con otros nuestro tiempo, nuestro amor, nuestra fe , nuestra enseñanza. Siguiendo a Cristo podemos vencer la impaciencia, reconocer nuestras debilidades y también reconocer el poder de Dios. Si nosotros podemos aceptar la voluntad de Dios, él puede tomar control de nuestras vidas para hacernos santos.

Una vez que aceptemos cargar nuestra cruz, estaremos entonces preparados para seguir al Señor, para caminar con él y no andar en tinieblas sino en la luz de la vida, dejando nuestros pecados, nuestras pasiones, nuestro orgullo, nuestra maldad, y vencer las tentaciones del mundo.

“EL QUE ME SIGUE, NO ANDARA EN TINIEBLAS, SINO QUE TENDRA LA LUZ DE LA VIDA”

1. No todos están dispuestos a pagar el precio

"...al oírlas, muchos de sus discípulos..."

A. Hay quienes aman más al mundo que a Dios (vs. 60)

B. Nuestra tarea insistir en el mensaje.

b. Hay quienes vuelven la mirada atrás (vs. 66)

2. Los llamados de Dios se entienden por la obra del Espíritu Santo (vv. 61-63)

a. sujetos a la carne, no ascendemos en la dimensión espiritual (vv. 61)

b. para entender esta dimensión tenemos tres alternativas que Jesús nos dejo: oración, ayuno y Palabra de Dios.

III. EL LLAMAMIENTO VIENE DEL PADRE

1. El nos escogió desde la fundación del mundo (v.65)

...se preocupó por nuestras vidas. nos valoró, nos dio un nombre, nos rescató y nos sacó del anonimato...

¿Cuál es el llamado de Dios para nosotros?

El llamado de dios para nosotros, es una invitación a participar del plan perfecto de Dios para nuestras vidas.
El Apóstol Pablo dice:

 Con este fin os llamó Dios por medio de nuestro Evangelio para alcanzar la gloria de nuestro señor Jesucristo. (2 Tesalonicenses 2:14)

 Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús. (Hebreos 3:1)

¿Cómo podemos describir el llamado de Dios?

 celestial (Hebreos 3:1)
 santo (2 Timoteo 1:9)
 alto (Filipenses 3:14)
 irrevocable (Romanos 11:29)
 por gracia (Gálatas 1:15)

¿Cuáles son los propósitos que tenemos cada uno de nosotros del llamado de Dios?

 para tener comunión con Jesús (1 Corintios 1:9)

 para ser santificados (1 Tesalonicenses 4:7)

 para tener libertad (Gálatas 5:13)

 para tener paz en medio de la tormenta (1 Corintios 7:15)

Debemos ser dignos del llamamiento de Jesús. El Apostol Pablo recomendaba a la iglesia de Efeso

“YO PUES , PRESO EN EL SEÑOR, OS RUEGO QUE ANDEIS COMO ES DIGNO DE LA VOCACION CON QUE FUISTEIS LLAMADO (Efesios 4:1)

¿A que fuimos llamados?

 a obedecer (2 Corintios 10:5-6)
 a orar (1 Tesalonicenses 5:17)
 a evangelizar (Mateo 28:19-20)
 a imitar a Jesús (1 Corintios 11:1)

IV. LA DECISIÓN DE PERMANECER FIRMES ES NUESTRA, NO DE DIOS

1. Tenemos libertad de elegir (v.64 a)
a. es una decisión personal:

Creer o medir las consecuencias

¿Cómo está mi vida? ¿Necesito ser llamado nuevamente? ¿Necesito que Jesús me recuerde que cargue la cruz? ¿Necesito que Jesús me diga nuevamente que le siga? ¿Necesito que Jesús me pida que me niegue?

¿Qué necesita?

b. quien tiene conciencia del llamado, no renuncia...(vv.67-69)

CONCLUSION:

Amados hermanos, debemos seguir adelante, porque el que nos llamó tiene palabra de vida eterna. En esta noche el Señor Jesús nos recuerda su llamado.

¿Cuál será nuestra respuesta?

QUE ELLA SEA “HEME AQUÍ SEÑOR”

Fuente: Aportado por el autor

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión
2007-05-08 22:24:44
sofia perez
7
Muy buen recurso,sera de bendicion a muchas vida que Dios lo siga usando.
2004-06-03 00:16:39
Federico Aguilera
9
Muy buen trabajo, hermano. Sé que será de bendición paa muchos que como yo, lo lean. Sigue adelante.