13424 visitasEl significado de las velas en el templo

¿Por qué utilizamos velas en nuestro culto? ¿Son simplemente adornos?

Habrán notado que las velas sobre el altar siempre están prendidas para el culto. Y posiblemente han notado que nuestro uso de las velas es diferente al de otras iglesias. Primero, debemos decir que la vela no encierra nada de magia. La utilizamos como utilizamos otros símbolos como la cruz –el principal símbolo cristiano—o el pez. La usamos en cultos especiales como el Adviento y la Vigilia Pascual, el día sábado antes de la celebración de la resurrección de Cristo, siempre como símbolo de luz. La vela grande que se coloca al lado de la pila bautismal es precisamente ese cirio pascual que se usa en la liturgia de la luz de la Vigilia Pascual. Después, se la deja al lado de la pila y se la prende para el Sacramento del Santo Bautismo donde simboliza la relación entre el bautismo y la muerte y resurrección de nuestro Señor. En el bautismo, también se prende una vela pequeña de este cirio, y se la entrega al bautizado diciendo: Brille de tal manera tu luz delante de los demás, que vean tus buenas obras y glorifiquen a tu Dios.[i] Son ceremonias importantes, enriquecidas con la belleza de la vela y lo que la vela simboliza.

Ahora podemos preguntar: pero ¿cuál es el origen de esta costumbre nuestra? ¿Cuándo empezó el uso de las velas como símbolo de luz?

“Durante la persecución que el gobierno romano infligió a la Iglesia primitiva de los siglos I al III de nuestra era, los fieles tenían que congregarse en lugares apartados y escondidos. Muchas veces estos lugares eran oscuras cuevas o catacumbas, como generalmente les llamamos hoy en día. En esas tenebrosas cavernas donde no asomaba un rayo de luz, necesariamente debía usarse algo de alumbrado. Además, los creyentes generalmente se reunían en la noche para no ser descubiertos por sus perseguidores, pues la comunidad se sentía más segura en la oscuridad.

Es de esta costumbre que arranca la práctica de usar velas en el oficio, aunque su colocación en el altar durante el Oficio empezó mucho más tarde, en el siglo XI. En otras palabras, cuando cesó la persecución y, luego, cuando mejoró el sistema de alumbrado, las velas quedaron como símbolo de “Jesucristo Luz del Mundo”.[ii]

La mención de luz se encuentra mucho en la Biblia. La base bíblica para decir que Jesucristo es la luz del mundo la encontramos en Juan 8:12 cuando Jesús dice: Yo soy la luz del mundo el que me sigue, tendrá la luz que le da la vida, ya nunca andará en la oscuridad. De modo que las velas encendidas sobre el altar nos recuerdan a Jesús. También nos recuerdan las palabras de Jesús que encontramos en Mateo 5:14-16 cuando dijo: Ustedes son la luz de este mundo. Una ciudad en lo alto de un cerro no puede esconderse. Ni se enciende una lámpara para ponerla bajo un cajón antes bien, se la pone en alto para que alumbre a todos los que están en la casa. Del mismo modo, procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo.

Las velas, entonces, son mucho más que un bello adorno. Son símbolo de luz y tienen un doble sentido: primeramente, representan a Jesucristo Luz del Mundo, y en segundo lugar, nos llaman a reflejar esa Luz en el mundo donde también debemos nosotros alumbrar.





NOTAS:
[i] Libro de Liturgia y Cántico, (Augsburg Fortress, Minneapolis, 1998), p. 75.
[ii] Díaz M., Neemías, Liturgia (Co-Extensión, México D.F., 1977), p. 43.

Tomado de Reflexiones Sobre la Liturgia, ensayo que contiene dieciocho reflexiones cortas que explican las diferentes partes de la Liturgia, empezando con la Apertura y terminando con la Bendición. Fue preparado por Joyce Dickey de Padilla de la Iglesia Luterana El Adviento en Quito, Ecuador.

Fuente: Red Latinoamericana de Liturgia CLAI

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión