8048 visitasGuía práctica para evaluar la predicación dominical

Introducción.

El culto es un acontecimiento comunitario. Lo que decimos, hacemos, sentimos, tiene una perspectiva compartida en la que nuestra persona participa de un evento grupal, integrador, relacional.

Pese al individualismo con el que se suele concebir al Mensaje o Sermón tenemos la posibilidad en el Equipo de Culto (liturgos, músicos, predicadores y todos quienes lo compongan) de preparar y de evaluar la predicación dominical de una manera que tome en cuenta los dones y disponibilidades de sus integrantes, y también las necesidades y vivencias de todo el pueblo de Dios.


En muchas congregaciones se desarrollan cursos y talleres de formación de predicadores/as. Lo que suelen faltar son instrumentos de evaluación, y nos quedamos simplemente con las impresiones de las personas que se sienten movidas a hacernos algún comentario, por lo general, de cómo se sintieron a raíz del mensaje. Es importante, pero debemos complementarlas con una instancia más integradora y también algo más técnica.

Ninguna capacitación puede reemplazar a la oración y a la meditación a la luz de la Palabra e impulsada por el Espíritu Santo que nos lleva a toda verdad.

Al proponernos esta evaluación (que surgió originalmente en una iglesia céntrica de la ciudad de Tucumán, Argentina) pensamos que puede servir a la preparación de las predicaciones subsiguientes.


Es imprescindible que después de la evaluación individual se realice una puesta en común dentro del Equipo, tal que resulte verdaderamente representativa de una vivencia compartida. Hasta se podría cada tanto pedir a otras personas que contesten este u otro formulario para mensurar mejor el impacto de la predicación. Pensemos que estamos haciéndole un servicio a la congregación y también a quienes predican, ofreciéndoles una devolución respetuosa y sincera del ministerio que realizan.


Evidentemente, se hace necesario que cada predicador/a se abra a la consideración personal y grupal a fin de no sentirse "juzgado" sino evaluado y acompañado en su tarea. Además, esta evaluación permite que no sea sólo el pastor o la pastora quien acompañe la tarea de quienes predican sino que se pueda acceder a un camino verdaderamente comunitario y compartido. Y en el caso de evaluar las predicaciones del pastor o la pastora, nos permiten acceder a un acompañamiento congregacional más concreto y específico, de un valor superlativo.


Cabe aclarar que esta Guía se hace pensando en una predicación de culto dominical, pero puede adaptarse a cualquier otra proclamación cristiana.

¡Animo! A trabajar, y quienes se animen pueden hacer sus comentarios y observaciones sobre cómo les fue en esta tarea. Esperamos que sea de bendición.


Hacer una Ficha


Evidentemente, antes de evaluar algo tenemos que conocer qué propósito tiene. Y algunas de las observaciones que hagamos tendrán directa relación con la circunstancia, el lugar, y la conformación particular del grupo que recibe esta predicación. De modo que necesitamos precisar la ocasión para poder proceder a una evaluación más ajustada. Comenzamos fijando los aspectos más objetivos en la siguiente ficha, en la cual además ponemos el título que a nosotros nos resulte más apropiado para la predicación recibida.


Fecha y Lugar (si es templo, anexo, colegio, u otro):

Tipo de Culto: (regular, de aniversario, de cuaresma, con bautismos, etc.)


Duración del mensaje:

Duración del Culto:

Título dado por el/la predicador/a: (se lo tenemos que preguntar)


Título que le pondríamos nosotros:


Tema:

Textos Bíblicos:




Observaciones:




Evaluar Punto por Punto.


Seguramente hemos visto en ocasiones anteriores que toda predicación cristiana debe contener dos partes fundamentales: la denuncia del pecado, y el anuncio de la Gracia salvífica. En esto la predicación cristiana marca una diferencia sustancial con las conversaciones de la calle. Denuncia lo que está mal pero no se queda en la sola denuncia (como hace el tango "cambalache", y como todos los que despotrican y se quejan). No puede dejar de denunciar porque se haría cómplice del pecado. Y no puede dejar de anunciar la Gracia de Dios porque sino quedaría presa de la desesperanza y no daría a conocer que hay una salida en Dios para la maldad y la debilidad. No sería Buena Noticia.


1) ¿Qué denuncia de pecado hizo claramente?


2) ¿Qué anuncio de la Gracia hizo claramente?


Por otro lado, los pasos para arribar al contenido de la predicación, son la exégesis ( es decir lo que el texto dice en sí mismo con todas sus particularidades y las situaciones a las que hace referencia en su contexto original) y la hermenéutica (que es la aplicación de ese texto a nuestras propias situaciones vitales).

Por lo tanto conviene volver a la predicación del día y preguntarnos:


3) ¿Qué enseñanza dejó sobre el texto bíblico?.


4) ¿Qué aplicación del texto hizo para nuestra realidad?.


Conocemos que uno de los objetivos centrales de la predicación cristiana es facilitar el encuentro personal con Cristo, y la santificación de la vida en El.



¿Ha sido un discurso sobre un tema o ha tenido también un carácter de

testimonio personal sobre la vida en Cristo?




Finalmente, con todo respeto y cariño, si es que hubo temas, expresiones, o cualquier otro aspecto del mensaje que consideremos francamente irrelevante o hasta inconveniente, vamos a anotarlos en un sexto punto. Es La parte del mensaje que debiéramos dejar de lado o quizá reelaborar de otra forma.



¿Qué temas, afirmaciones u otros aspectos del mensaje debiéramos tratar de evitar o modificar sustancialmente?







Fuente: Red Latinoamericana de Liturgia CLAI
Temas: Predicación

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión
2003-03-17 19:58:10
myriam gomez
9
Gracias por compartir algo tan saludable como una evaluación. M Gómez, Guadalajara, México