7201 visitasSalmo 47



Comentaremos el Salmo 47 pero antes presentaremos algunas líneas sobre el salterio.
Algunas indicaciones generales sobre los Salmos
El Salmo 47 corresponde al 2º Libro de los Salmos bíblicos, cuya división general es propuesta como sigue: Libro I: Salmos 1—41 Libro II: Sal. 42—72 Libro III: Sal.73—89 Libro IV: Sal.90—106 Libro V: Sal.107—150.
La numeración de los salmos difiere en el texto hebreo y en la versión griega, si bien ambas contabilidades dan el número total de 150. Los Salmos 9 y 10 en hebreo corresponden al Salmo 9 en las versiones griega y latina. Por otra parte, los Salmos en hebreo 114 y 115 corresponden al Salmo 113 griego y latino. A su vez, los Salmos 114 y 115 griegos y latinos son uno solo en la versión hebrea, el Salmo 116. Los Salmos 146 y 147 en griego y latín son el Salmo 147 hebreo. Los Salmos 148—150 coinciden en las tres versiones.
Las Biblias protestantes asumieron la numeración hebrea y las Biblias católicas, tradicionalmente, la numeración griega y latina pero la Biblia de Jerusalén, así como la Biblia “Dios habla hoy” (protestante) tomaron la numeración hebrea e incluyeron entre paréntesis la numeración gr.-lat.
Con respecto a los géneros literarios de los salmos se han propuesto varias definiciones a modo de ejemplo compartimos una clasificación presentada por Samuel Almada en un Taller en Montevideo:
1)Himnos (alabanza): Salmos 29 66 92 96 100 103 117 136 145 148 150
Al Creador: Salmos 8 19 104.
Memoria histórica: Sal. 105.
Aleluya: Sal. 113.
Salmos a la realeza de Yavé: Sal. 47 93 96, 99.
Cánticos de Sión: Sal. 48 76 87 132.
2)Súplicas (lamentaciones: Salmos 3 5 22 42—43 51.
Oraciones de confianza: Sal. 23 27 91 121 139.
3)Acción de gracias: Sal. 30 34 138.
4)Otros:
Salmos Reales (de la realeza o reinado de Yavé): Sal. 2 72 110.
Salmos sapienciales: Sal. 1 9—10 15 25 34 37 73 111 119 133 145.
Salmos de las peregrinaciones (subidas): Sal. 122 126 133 134 (120—134).
Memoria histórica: Sal. 78 105 136.
Salmos del exilio: Sal. 137.
Salmos mixtos: Sal. 19.
Un comentarista expresa, resumiendo el sentido general de los salmos, lo siguiente:
“…los Salmos son una síntesis bien hecha de la Biblia. En los Salmos, la historia de la salvación, la naturaleza, los sentimientos, la esperanza, los sufrimientos, etc., son transformados en oración.”1

Salmo 47

La realeza de Dios, Dios como Rey, domina el contenido de este salmo. Probablemente se lo puede datar en el tiempo del exilio en Babilonia (Siglo VI a.C.) o en el post-exilio. Atrás había quedado la historia de los reyes de Israel por delante viene, en la teología del salmista, la nueva historia de Yavé como Rey absoluto, no sólo de su pueblo sino de todo el mundo. En este presente y el futuro que ya está al llegar no habrá imperios ni reinos que puedan doblegar la presencia de Aquel que había sido el Dios de Abraham y de Jacob (Sal.47:4,9), en un tiempo en el cual Israel aún no tenía reyes. En este otro tiempo histórico y, podríamos decir, también escatológico (por la poderosa manifestación de Dios en el mundo) en el cual se ubica el salmista, la memoria de los patriarcas vuelve como anticipo de un pueblo cuyo Dios debe reinar en el mundo. Los príncipes del mundo tendrán su gobierno pero es Yavé, en definitiva, quien reina.
Es significativo el hecho de la doble mención de los patriarcas Jacob y Abraham. La referencia a Jacob parece entroncar con la afirmación de la tierra de Israel como herencia para el pueblo elegido por Dios. Por otra parte, la referencia a Abraham asume la línea de la universalidad de Yavé y, asimismo, la universalidad apuntada al comienzo de la historia hebrea como bendición para todos los pueblos. Esta tensión nacional-universal del Pueblo de Dios permanecerá aún en la iglesia cristiana.

Hay quienes interpretan que un salmo como éste se daba en el Sitz im Leben (contexto vital) de las subidas al Templo de Jerusalén, alabando a Yavé en peregrinación. Además tendría como trasfondo histórico ciertos momentos especiales en la historia de los reyes de Israel, a saber, concretamente, las entronizaciones de los reyes (II Sm.15:10 I Reyes 1:39-40 II Reyes 9:13 11:12). Inclusive algunos suponen que existía, junto a ello, una fiesta anual de Renovación del Pacto (cf. II Samuel 6:1-23 I Reyes 8:1-13 y Sal.132). Todo ello habría forjado el soporte histórico-teológico-cultual para una fiesta dedicada a la entronización de Yavé como Rey.3
Parece imposible reconstruir con precisión todo lo que formaba parte del ambiente histórico y teológico en el cual surgieron este salmo y sus similares, pero sí es cierto que algunas de las tradiciones más significativas de Israel, aunque sea como resplandores lejanos en el tiempo, aparecen como reservas de sentido que iluminan la comprensión de estos himnos. Podemos mencionar, al respecto, las tradiciones patriarcales, el Dios victorioso (guerrero y rey), las entronizaciones de los reyes y la esperanza en la reunión de todos los pueblos bajo la soberanía de Yavé (promesa a Abraham, Gn.12 y profecías del Trito-Isaías: Is. 60 62 66).

Sobre la teología de la realeza que se aplica en el NT a Jesús, cf.: Mt.2:2 (los sabios de Oriente) Mt.21:5 (la entrada en Jerusalén) Mt.27:37, 42 (el título de la cruz) Lc. 23:3 (Pilato pregunta a Jesús) Jn.18:37 (lo mismo). Después de la resurrección o en la parusía, cf.: I Tim.6:15s Ap.4:9 19:6. Credos cristológicos también encontramos en el himno de Fil.2:5-11 en I Tim.3:16 Col.1:15ss Ef.1:3ss.

Puntualizaciones sobre los demás textos del Leccionario
Hch 1:1-11 – Es el relato de la Ascensión del Resucitado. El Salmo 47 considera la realeza de Dios y su soberanía en el mundo entero, y el comienzo de Hechos relata la realeza de Cristo, el Señor que venció a la muerte y comparte con Dios su grandeza y poder.
Ef 1:17-23 – También este texto se ocupa de realzar la figura de Cristo resucitado, quien fue constituido por Dios como autoridad suprema de la iglesia y el mundo.
Lc 24:44-53 – El final del Ev.Lc. aborda las últimas palabras del Resucitado a sus discípulos, en particular el sentido universal de la muerte y resurrección de Jesús . Los discípulos deben esperar en Jerusalén que se cumpla la promesa de Dios de enviar su Espíritu. El Resucitado desaparece de su vista en las afueras de la ciudad y los discípulos vuelven a Jerusalén, donde asisten al Templo con gozo y alabando a Dios.


Hacia la predicación

1)El Salmo 47 no es un salmo descolgado de la historia de Israel la presupone y forma parte de ella. Las referencias a Abraham y Jacob señalan una conexión inevitable en una historia muy extensa, la cual requiere de la memoria de fe para no perder identidad como pueblo. Así también el pueblo cristiano (y el pueblo hebreo) no debe perder su ligazón con la historia bíblica del pueblo de Israel ni con la historia cristiana. Cada iglesia tiene el derecho de asumir su propia historia, su tradición, su memoria, como legado de identidad en el transcurso de las generaciones.
2)Si Yavé es el Dios en el cual hebreos y cristianos creemos como Creador y Señor liberador, la persona de Jesucristo es el referente principal (pero no exclusivo) de la iglesia.
3)La universalidad de la promesa a Abraham y de algunas profecías del AT, como ciertos textos del Trito-Isaías, predispone al intérprete bíblico a encontrar allí la base testimonial del AT para asumir el reinado de Cristo resucitado en el mundo. Este poder no es visible para todos aún no está completado el Reino de Dios está actuando pero es asumido por fe y por esperanza.
4)La alabanza es fundamental para alimentar nuestra fe. Sin oración ni canto ni reconocimiento explícito de la soberanía de Dios en nuestra vida y en el mundo, ¿qué quedaría de nuestra esperanza?, ¿qué predicaríamos?, ¿qué testimonio daríamos?
5)Un tema enorme en sí mismo lo constituye la realidad siempre presente del armamentismo, el militarismo, las ideologías justificadoras de la violencia, la represión y el odio hacia otros semejantes. ¿Cómo enfrentamos, como iglesia en general y cristianos/as en particular, esta situación desde nuestra concepción del Dios que promueve la justicia, la paz y la integridad de la Creación?
6)Un abordaje temático que excede las posibilidades de una predicación dominical “común y corriente” sería el del diálogo interreligioso o, al menos, ecuménico intra-cristiano, habida cuenta de que el salmo extiende su alabanza e invitación a que todos los pueblos reconozcan al Dios de Israel como supremo señor. En todo caso se puede sugerir este salmo como un aporte bíblico para la reflexión posterior, en otros ámbitos o circunstancias, en la línea de las motivaciones siguientes: ¿en qué ha incidido en la civilización moderna la religión hebrea? ¿y la cristiana? ¿Se pueden reconocer algunas señales de la actualidad como consecuencias del monoteísmo bíblico practicado en la vida social? (p.ej. el cooperativismo, la prédica de la ética solidaria con los pobres, etc.).
7)El tema cristiano de la Ascensión de Cristo se vincula, por analogía, con el Salmo 47 y otros textos del AT (Sal.2 y 110, ¡aunque estos textos trasuntan una ideología militarista que, por supuesto, no hay que traspasarla a la fe en Cristo resucitado!) (cf. Is.9:1-7 11:1-9 53:12, etc.).


Para profundizar

L. ALONSO SCHÖKEL – C. CARNITI – SALMOS I – Traducción, Introducciones y Comentario (Salmos 1 – 72), Estella, Ed. Verbo Divino, 1994, pp.664-675.
P. BEAUCHAMP – Los Salmos noche y día, Madrid, Ed. Cristiandad, 1980.
J. de FREITAS FARÍAS, El libro de los Salmos en su contexto literario, en RIBLA 52 (2005) 9-22.
R. de VAUX, Instituciones del Antiguo Testamento, Barcelona, Ed. Herder, 1976, espec. 630ss.

Fuente: ISEDET - Depto. de Biblia

 

© - Todos los derechos reservados por los autores de la obra

Comparte este recurso
 
1. Copia y pega este link en un e-mail o mensaje instantáneo:


2. Envía el link a esta página usando la aplicación de correo electrónico de tu computadora:
Enviar link a esta página por e-mail

 

Deja tu comentario

 

Para dejar tu comentario, por favor, inicia sesión. Si todavía no tienes una cuenta en Selah, puedes registrarte gratuitamente.

Comentarios de nuestros lectores
Fecha
Usuario
Puntaje
Opinión
2008-12-09 20:39:39
Aurelio Chipana Curi
6
Me ha parecido completo, muy importante la historia de como surge el salmo, aumenta su riqueza.